jueves, 8 de marzo de 2018

Llorar...


Muchas veces vi esta frase en distintas imagenes, mas de alguna vez la compartí... pero no habia logrado comprender del todo su significado hasta hoy...

Hoy me levante, y senti unas grandes ganas de llorar... no entendía el motivo, no sabia por que...
fui al cuarto de mi hijo a despertarlo para que se prepare para ir al colegio, luego baje como siempre y me diriji a la cocina, prepare los sandwiches de la refacción, saque los jugos de la refri, llene la botella de agua, busque la bolsita de botana... tome el cel, abrí mi facebook... el tiempo pasando...
leí algunos whatsapp...respondí algunos y cerré... vi la hora...
abrí el garage, saque el carro...espere a que mi hijo saliera... lo lleve al colegio... se bajo del carro y continué mi camino...y empece a pensar que hay partes en mi vida que son tan rutinarias como lo descrito arriba...

En un instante mis lagrimas empezaron a correr por mis mejillas... y empece a llorar...
Recorde estos días pasados... 

Sufro de fibromialgia, el dolor constante que tengo pero intento no quejarme y hacer mi vida normal, asistí al concierto de Maroon 5, fue un reto! Tenia tanto dolor! Me porte a la altura! No me queje como hubiera deseado... hice supermercado desvelada y adolorida... lave ropa, colgué ropa... en fin he hecho mi rutina de limpieza diaria... he leído y aconsejado a mis amistades que buscan algún consejo o simplemente desean ser escuchados y leídos como todos no?


Mi hijo sufriendo bullying en el colegio... todos lidiando con eso en casa.... es una impotencia la que siento! Escribí mails, me queje al colegio... bueno todo eso genera un stress que no se ve... y para mi es peor aun porque mis dolores aumentan... y que creen? no me he quejado tampoco! 

Y alguien me ha preguntado si me siento bien... si no tengo dolor? No... se les olvida que aunque no me vea enferma lo estoy... 

Recibí mi curso de cocina donde debo estar parada y activa aprox 4 horas... otro desafió!
me encanta cocinar y aprender, no lo mal interpreten...es solo que el dolor!!! Y de nuevo poner una sonrisa y decir todo esta bien... 

Me van entendiendo? es desgastante! Y lo es tanto emocional como físicamente...

Y hoy ... pues me desconecte de todo un poco... estoy cansada!

Cansada de pretender soy fuerte, cansada de querer ayudar a todos... 
cansada de esperar un abrazo, cansada de escuchar reproches de mis amistades si no tengo tiempo para ellos, de que me llenen de sus problemas, angustias... pensaran yo no tengo las mias propias?

Cada día es un poco frustante para mi ver como mi enfermedad va deteriorandome... cosas tan sencillas para ti que me lees como sentarte, pararte, caminar, agacharte.... cosas que yo hacia con tanta facilidad... la gente no lo ve... pero tardo un poco mas... debo pensar lo que voy a hacer para que mi cerebro lo procese...y me causa dolor hacerlas....
mi vitiligio cada día se expande mas por mi cara... dentro de poco ya no querré tomarme fotos....

Mi sobrepeso... creen que me gusta? Mi hipotiroidismo no me ayuda... me canso de oir las criticas y sus consejos para bajar de peso.... creen que me paso comiendo? pues no! de nuevo mi cuerpo sube y baja de peso a su antojo... también es desgastante hacer las dietas y el ejercicio y no ver progreso...
y sus comentarios no me ayudan...

Soy una persona positiva....sonrio... comparto sonrisas siempre...solo es que hoy comprendi lo que es llorar cuando no aguantas mas tu carga... hoy me permiti dejar de ser fuerte...me permiti llorar...

Y necesitaba plasmarlo, sacar todo esto que siento... y pues que mejor que escribirlo... de repente alguien se sentira como yo...

Permitanme llorar... mi tiempo a solas... a veces es necesario...




viernes, 3 de noviembre de 2017

El viaje es corto ... para tomar vinos malos



Una anciana se subió a un autobús y tomó su asiento. En la siguiente parada, una jóven mujer, fuerte y gruñona subió y se sentó bruscamente junto a la anciana, golpeandola con sus numerosas bolsas.
Al ver que la anciana se mantenía en silencio la jóven le preguntó por qué no se había quejado cuando la golpeó con sus bolsas?

La anciana respondió con una sonrisa:
- "No es necesario ser mal educada o discutir sobre algo tan insignificante, ya que mi viaje a tu lado es tan corto porque me bajaré en la próxima parada."

Esta respuesta merece ser escrita en letras de oro:
"No es necesario discutir sobre algo tan insignificante, porque nuestro viaje juntas es muy corto"

Cada uno de nosotros debe comprender que nuestro tiempo en este mundo es tan corto, que oscurecerlo con peleas, argumentos inútiles, celos, no perdonar a los demás, el descontento y una actitud de averiguación constante es una ridícula pérdida de tiempo y energía
.
¿Alguien rompió tu corazón? Tranquilízate. El viaje es muy corto.

¿Alguien te traicionó, intimidó, engañó o humilló? Tranquilízate. Perdona. El viaje es muy corto.

Alguien te insultó sin razón? Tranquilizate. Ignora. El viaje es muy corto.

Algún vecino hizo un comentario en el chat que no fue de tu agrado? Tranquilizate. Ignóralo.
Perdónalo. El viaje es muy corto.

Cualesquiera que sean los problemas que alguien nos traiga, recordemos que nuestro viaje juntos es muy corto.

Nadie sabe la duración de este viaje. Nadie sabe cuándo llegará su parada. Nuestro viaje juntos es muy corto.

Vamos a apreciar a amigos y familiares. Seamos respetuosos, amables y perdonémonos los unos a los otros. Vivamos llenos de gratitud y alegría. Después de todo, nuestro viaje juntos es muy corto!

Deseo que tengas un viaje agradable por este mundo y que tus sueños se cumplan, tus éxitos se multipliquen y que disfrutes plenamente con quien te toca y quieras viajar.

Y cuando nos veamos en alguna estación, me dará mucho gusto saludarte y darte un abrazo.

 Sonrie que "El viaje es muy corto!"


jueves, 10 de agosto de 2017

Tengo arrugas...

Tengo arrugas.

Me miré al espejo y descubrí que tenía muchas arrugas alrededor de los ojos, en la boca, en la frente.


Tengo arrugas porque he tenido amigos, y nos hemos reído, nos hemos reído mucho, hasta las lágrimas.

Y he conocido el amor, que me ha hecho escurrir los ojos de alegría.

Tengo arrugas porque he tenido hijos, y he estado preocupada por ellos desde la concepción, y he sonrisa a cada uno de sus nuevos descubrimientos y he pasado noches en cullarli.

Y luego lloré.
He llorado por la gente que he amado y que se han ido, por poco tiempo o para siempre o sin saber por qué.


He cuidado, he pasado horas sin dormir para proyectos que han ido bien, se han ido mal, nunca partidos, por la fiebre de los niños, para leer un libro o hacer el amor.


He visto lugares maravillosos, nuevos, que me han hecho abrir la boca asombrada, y he revisado los lugares antiguos, antiguos, que me hicieron llorar.

Dentro de cada surco en mi cara, en mi cuerpo, se esconde mi historia, las emociones que he vivido, mi belleza más íntima, y si cancelo esto, me borraría a mí misma.


Cada arruga es una anécdota de mi vida, un latido de mi corazón, es el álbum de fotos de mis recuerdos más importantes.




Pequeño Desahogo...

Por que se siente mal uno consigo mismo cuando desea un rato a solas?
Es sano, es necesario...
Pero a veces no es posible por personas, responsabilidades, obligaciones, etc...

Y cuando finalmente te decides a dedicarte ese tiempo... alguien quiere tu tiempo para que lo escuches, para que lo aconsejes... requiere tu atencion... y la verdad te sientes ya desgastado emocionalmente porque siempre es el mismo tema... y por mas que gastas saliba en aconsejar, en opinar...al final las personas terminan haciendo lo que quieren para luego caer en el mismo juego o circulo vicioso de nuevo... y de otra vez a buscarte para lo mismo...

Entonces regreso a mi pregunta...es tan malo decirle a una persona o personas...Hoy no quiero hablar de eso? Hoy no tengo el deseo de escucharte? No quiero hablar de lo mismo de siempre...
Y lo peor es que por sincerarte te dicen que si estas bipolar o enojado... y pues simplemente diria estoy harta de siempre querer complacer o intentar ser esa amiga pero decepcionada que para mi no estan...
Y esta bien, hay veces debo reconocer que si han estado... pero tambien sucede que yo empiezo a compartir mis cosas, a contarlas y zaz! me salen de nuevo con el dichoso tema y entonces deja de ser mi momento... me convierto de nuevo en quien escucha y aconseja.... y lo mio? queda en el aire... no interesa es el mensaje que termino entendiendo...

Hoy es uno de esos dias que creo no estoy tolerante... y no quiero estarlo! tengo derecho a sentirme irritada, molesta, enojada, bipolar como quieran decirle! tengo derecho a hacer mi tiempo para mi...
y resultado de esto es que luego de mucho tiempo pude venir a expresar unas lineas aqui...

Con esto de la tecnologia cuesta "desaparecerse" por decirlo asi... si no respondes el tel, ya buscan a ver si estas conectado en alguna red social, o en apps de mensajeria...
A lo mejor solo quieres estar solo... ordenar tus pensamientos, leer, escribir, escuchar musica...pequeños placeres que ya me cuesta darme...

No se si alguien llegara a leer este pequeño desahogo... pero igual gracias!







Preocúpate de tu propio útero...


En alguna parte hay una mujer de 30 años y sin hijos. La gente le pregunta: "¿Sigues sin tener hijos?" y su respuesta varía de un día a otro, pero suele incluir sonrisas forzadas y censura.
"No, aún no", contesta entre risas, intentando ahogar la frustración.
"Bueno, no esperes mucho más. El tiempo corre, ya lo sabes", le aconseja la erudita de turno antes de marcharse, satisfecha consigo misma por haber compartido tal sabiduría. La erudita se va. La mujer aguanta la sonrisa. A solas, llora...

Llora porque se ha quedado embarazada cuatro veces y porque ha abortado las cuatro.
Llora porque lleva intentando quedarse embarazada desde la noche de bodas, y eso fue hace cinco años.
Llora porque su marido tiene una exmujer que sí le ha dado hijos.
Llora porque quiere probar la fecundación in vitro desesperadamente, pero no se lo puede permitir.
Llora porque ya ha probado la fecundación in vitro (en varias ocasiones) y sigue sin tener hijos.
Llora porque su mejor amiga no quiere ser su vientre de alquiler. Como ya le ha dicho, "sería muy raro".
Llora porque la medicación que está tomando impide que se quede embarazada.
Llora porque este tema es motivo de conflicto en su matrimonio.
Llora porque el médico le ha dicho que ella está bien, pero en el fondo sigue pensando que la culpa es suya.
Llora porque su marido se echa la culpa, y esa culpa hace que sea difícil vivir con él.
Llora porque sus hermanas tienen hijos.
Llora porque una de sus hermanas ni siquiera quería tener niños.
Llora porque su mejor amiga está embarazada.
Llora porque su madre le sigue preguntando que a qué está esperando.
Llora porque sus suegros quieren ser abuelos.
Llora porque sus vecinos tienen gemelos y los tratan fatal.
Llora porque hay chicas de 16 años que se quedan embarazadas sin querer.
Llora porque es una tía genial.
Llora porque ya había pensado nombres.
Llora porque en su casa hay una habitación vacía. Llora porque dentro de su cuerpo hay un vacío.
Llora porque tiene mucho que ofrecer.
Llora porque su pareja sería un gran padre.
Llora porque podría ser una gran madre, pero no lo es.

El algún lugar hay una mujer de 34 años con 5 hijos. La gente le dice: "¿Cinco? ¡Por Dios, espero que ya hayas acabado!" y se ríe... porque ese tipo de comentarios hacen gracia. La mujer también se ríe, pero no es una risa sincera. Ella cambia de tema, como hace siempre, y hace la vista gorda ante esa falta de respeto. Otro día igual. A solas, llora...

Llora porque está embarazada otra vez y siente que tiene que esconder la alegría.
Llora porque siempre quiso tener una familia numerosa y no entiende por qué a la gente parece molestarle.
Llora porque no tiene hermanos y se sintió muy sola cuando era niña.
Llora porque su abuela tuvo 12 hijos y le encantaría ser como ella.
Llora porque no puede imaginarse la vida sin sus hijos, pero la gente los concibe como un castigo.
Llora porque no quiere compasión.
Llora porque la gente asume que esto no es lo que quería.
Llora porque la gente asume que es una irresponsable.
Llora porque la gente piensa que no tiene ni voz ni voto.
Llora porque se siente incomprendida.
Llora porque está harta de tener que defender sus decisiones privadas.
Llora porque ella y su marido son perfectamente capaces de mantener a la familia, pero eso parece dar igual.
Llora porque está harta de los comentarios graciosos.
Llora porque no mete las narices en la vida de los demás.
Llora porque le gustaría que los demás no metieran las narices en su vida.
Llora porque a veces duda de sí misma y se pregunta si debería haber parado cuando tenía tres hijos.
Llora porque a la gente le falta tiempo para criticar, pero no para ofrecer ayuda.
Llora porque está harta de las miradas escudriñadoras.
Llora porque no es un mono de feria.
Llora porque la gente es maleducada.
Llora porque la gente se cree con derecho a opinar de su vida privada.
Llora porque lo único que quiere es vivir en paz.

En otro lugar hay una mujer de 40 años que tiene un hijo. Y la gente le dice: "¿Solo uno? ¿Nunca has querido tener más?"
"Estoy contenta con mi hijo", contesta, repitiendo la respuesta ensayada que ha tenido que dar tantas veces que ya ha perdido la cuenta. Suena bastante creíble. Nadie sospecharía que, a solas, llora...

Llora porque su único embarazo fue un milagro.
Llora porque su hijo le pide un hermanito.
Llora porque siempre quiso tener por lo menos tres.
Llora porque su segundo embarazo tuvo que ser interrumpido para no arriesgar su propia vida.
Llora porque el médico le advierte de que otro embarazo sería "de alto riesgo".
Llora porque ya le cuesta cuidar del único hijo que tiene.
Llora porque a veces uno pesa como dos.
Llora porque a su marido ni se le ha pasado por la cabeza tener otro.
Llora porque su marido murió y no ha vuelto a encontrar el amor.
Llora porque su familia piensa que con uno es suficiente.
Llora porque está centrada en su carrera y no puede permitirse quedarse rezagada.
Llora porque se siente egoísta.
Llora porque aún no ha perdido el peso que ganó durante el primer embarazo.
Llora porque la depresión posparto fue muy intensa.
Llora porque no quiere ni pensar en tener que volver a pasar por eso.
Llora porque tiene problemas físicos y el embarazo solo los acentúa.
Llora porque aún lucha contra la bulimia.
Llora porque tuvo que someterse a una histerectomía.
Llora porque quiere tener otro hijo, pero no puede.

Estas mujeres están por todas partes. Son nuestras vecinas, nuestras amigas, nuestras hermanas, nuestras compañeras de trabajo, nuestras primas. Nuestros consejos u opiniones no les sirven para nada. Sus úteros son solo suyos. Respetémoslos.

Una versión de este post fue publicada originalmente en NadirahAngail.com.
Este post fue publicado con anterioridad en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.



No hay texto alternativo automático disponible.