miércoles, 11 de julio de 2007

Definitivamente ballena...


Después de leer esto estoy re-contenta de pertenecer a este grupo cetáceo


Este mensaje es para esos momentos en que nos vemos al espejo y no nos gustamos:


Hace unos días se vió por las calles de Sao Paulo un poster de Runner -una de las cadenas de gimnasios más renombradas del Brasil- con la foto de una chica escultural y la siguiente frase:"¿Este verano qué quieres ser: sirena o ballena?"


Dicen que una joven mujer, pero madura de Sao Paulo (cuyas características físicas nunca trascendieron) le envió este mail a la empresa "Runner" respondiéndole a su frase publicitaria;


"Las ballenas están siempre rodeadas de amigos.Tienen una vida sexual activa, se embarazan y tienen ballenitas de lo más tiernas. Las ballenas amamantan. Son amigas de los delfines y se lo pasan comiendo camarones... También juegan en el agua y nadan por ahí, surcando los mares, conociendo lugares maravillosos, como los hielos de la Antártida y los arrecifes de coral de la Polinesia. Las ballenas cantan muy bien y hasta tienen CDs grabados.


Las ballenas son enormes y casi no tienen predadores naturales. Las ballenas tienen una vida bien resuelta, son lindas y amadas por todos.....


Las sirenas no existen. Si existieran, vivirían en permanente crisis existencial:

"¿Soy un pez o soy un ser humano?".


No tienen hijos pues matan a los hombres que se encantan con su belleza. (Y yo agregaría que no tienen por donde hacer el amor. ¡Por Dios!). Son bonitas sí, pero tristes y siempre solitarias. (¿Quién quiere acercarse a una mujer que huele a pescado frito y que no tiene hoyito como salvavidas?) .


"Runner", querida, prefiero ser ballena.....


P.S.: En estos tiempos de mujeres anoréxicas y bulímicas, en que la prensa, las revistas, el cine y la tele nos meten a la fuerza en la cabeza que sólo las flacas son bellas, este mensaje trae nuevas esperanzas a las ballenitas y, ¿Por qué no?, a las sirenitas que no descansan un segundo pensando en su apariencia exterior.


Yo prefiero disfrutar un helado junto a la sonrisa cómplice de mis hijos, una copa de vino con un hombre que me haga vibrar y una pasta exquisita con amigos que me quieren por lo que soy, no por cómo luzco.


A medida que envejecemos, ganamos peso. Esto ocurre porque acumulamos mucha información en nuestra cabeza.


Mi cabeza, por no soportar tanta información, comenzó a llenar el resto del cuerpo. Ahora entiendo que no soy gorda, "soy culta!"


Y no olvides este lema de vida: La vida NO debería ser un viaje hacia la tumba con la intención de llegar con buena salud y con un cuerpo atractivo y bien cuidado, sino más bien deslizarse en ella, con chocolate en una mano, vino en la otra, el cuerpo hecho polvo, totalmente desgastado y gritando...


¡HE VIVIDOOOOO!


Este hermoso mensaje me fue enviado por mail... asi que desconozco a su autor...

2 comentarios:

Gonzalo dijo...

Hola, primera vez que entro al blog, lo encontré de casualidad gracias al botón "siguiente blog". Queriendo hacer un pequeño aporte a este texto, creo que en algún libro de mitología, leí que las sirenas realmente eran seres horribles que "encatanban" a los marineros con su canto no con su apariencia, también se dice que algunas tenían cara de bruja y cuerpos de pájaros. Por eso prefiero la majestuosidad y amabilidad de una ballena, que la ilusión y la mentira de las sirenas.
Felicidades por el blog y me pasaré mas seguido por acá :)

Un saludo desde Argentina.
P.S: Sigo leyendo los post mas antiguos ;)

Anónimo dijo...

Hola encantado de el mensaje que deja esta parrafo, muy interesante para las personas pasaditos de libras y para que no se sientan mal; al contrario apreciados por muchas personas y recuerden los gorditos felices son muy encantadores adelante y que Diosito me los bendiga