martes, 9 de agosto de 2011

Puedes ser maravillosamente diferente


Los seres humanos tenemos necesidades básicas.
Las compartimos con todos, independiente de la edad,
la raza, la cultura o el no.
Una de ellas es la necesidad de ser apreciado.

Si le manifestamos aprecio a alguien, le alegramos el día.
Si varios le manifiestan aprecio, la persona
se emocionará hasta las lágrimas.
Quizás a ti mismo te haya sucedido.

Estoy seguro que en tu vida hay muchas personas
que tú aprecias, que han significado algo importante
en algún momento de tu vida.
La pregunta es: ¿les has manifestado tu aprecio?

Si eres de las personas que va por el mundo
esperando que los demás te aprecien y reconozcan,
es normal. Estás en la inmensa mayoría.
Lo novedoso es que puedes ser maravillosamente diferente.
Puedes ir por el mundo buscando personas
a quien manifestar tu aprecio. ¡Esto es revolucionario!

No estarás, como todos los demás,
esperando que alguien te manifieste aprecio,
sino que tú les dirás a los demás que los aprecias.

Si lo haces con sinceridad, obrarás milagros.

Tu vida y la de los demás será mucho más dichosa.


1 comentario:

AGS / Excelencia dijo...

Bueno, entonces hay que empezar a dar lo que esperamos recibir, o bien salir a buscar lo que queremos recibir pero dando algo. Así como la vida misma ha sido justa con nosotros creo que es justo que nosotros le devolvamos a nuestro projimo algo de lo que la vida nos ha dado. Gratitud, creo que es la palabra correcta para esa forma de actuar.